Representantes de más de medio centenar de empresas exportadoras se dieron cita en la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL) para conocer los nuevos requerimientos de verificación de peso en puertos marítimos para el sector exportador, surgidos a partir de la enmienda del capítulo VI: Transporte de Carga, del Convenio SOLAS (Safety of Life at Sea), que entrará en vigencia a partir del 1 de julio del presente año.

Con base en la citada enmienda, la Organización Internacional Marítima (OMI) obliga a los exportadores que envían sus mercancías por vía marítima a presentar una Nota de Peso Bruto Verificado (VGM), ya que sin este documento los contenedores no podrán ser embarcados.

Las explicaciones sobre las formas de verificación de peso y otras implicaciones de la nueva medida fueron dadas por Ricardo Cruz, presidente del Comité de Transporte y Logística de CAMARASAL.

Se explicó a los exportadores que existen dos formas de verificar el peso bruto:
1.    Pesando el contenedor completo y sellado, en una báscula de transporte pesado, debidamente certificada.
2.    Pesando cada una de las piezas, incluyendo material de empaque y sujetado, más el peso del contenedor (tara), en una báscula más pequeña que la anterior, debidamente certificada.

La Autoridad Marítima Portuaria de El Salvador es, por ley, la entidad encargada de la regulación de dicha disposición, y está terminando de elaborar un reglamento con los procedimientos a seguir para implementar esta enmienda, la cual, será presentada al sector exportador.

Otros temas expuestos fueron: tipos de básculas, rangos y tolerancias de los equipos, condiciones ambientales del pesaje, quién y cómo se calibran las básculas por la empresa Básculas y Balanzas, también se dio a conocer sobre la acreditación de laboratorios de calibración por la Organización Salvadoreña de Acreditación (OSA).

CLIC ACÁ PARA DESCARGAR LAS PRESENTACIONES UTILIZADAS EN EL EVENTO