Javier Steiner, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL); y Federico Hernández, director ejecutivo de la gremial; participaron de un conversatorio con el presidente de la Fundación Empresarial para la Acción Social (Fundemas), Tomás Regalado, para discutir sobre la cuarta edición de la Semana de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) que organizará dicha fundación.

El evento, que se realizará del 11 a 15 de julio y es denominado “Dialoguemos por El Salvador que queremos”, tiene por objetivo generar una plataforma de diálogo y confianza entre los diferentes actores sociales que participan en las acciones de desarrollo sostenible del país, como son los representantes de organismos de cooperación,  de educación, del gobierno central, municipalidades y pequeñas, medianas y grandes empresas.

El líder de CAMARASAL reconoció la importancia del diálogo en la región, ya que “todo inicia con la sensibilización y el poder identificar la responsabilidad y fin de cada uno de los entes que ejercen un rol fundamental en el progreso del país”. Asimismo, afirmó que desde la gremial se ha apostado por un diálogo que dé resultados concretos, cambios positivos y  no solo señalar las diferencias existentes entre los sectores.

Steiner explicó que el diálogo permanente de la gremial con las diferentes instituciones públicas y privadas del país les permite conocer las necesidades de cada sector. Es por ello que, dijo, aplauden la iniciativa de Fundemas, debido a que “hay una voluntad sobre el diálogo entre todas las partes, solo debemos de evitar mezclar los intereses con un tinte político e ideológico porque se pierde el objetivo”.

Por otra parte, Federico Hernández expresó su reconocimiento a Fundemas por incluir el diálogo como la base fundamental para lograr la paz social en la nación. “No puede haber paz social si no hay un esfuerzo en la búsqueda del bien del otro, que piensa como yo y del que piensa distinto”. Asimismo, destacó el valor y el deber que tienen las empresas al implementar la ética de servicio como medio para beneficiar a la sociedad salvadoreña.

Sin embargo, Hernández insistió en la manera en que se debe de llevar a cabo el diálogo, pues ambas partes deben de estar de acuerdo y tener claro el objetivo de lo que se pretende lograr, los resultados y beneficios aplicados del mismo.

En relación a lo anterior, Steiner sostuvo que el desarrollo de las empresas está íntimamente ligado al ambiente en el que se desenvuelven: “No podemos tener empresas sanas y rentables si no se encuentran en un espacio seguro ni rodeadas de una sociedad educada y saludable”, señaló.

Por su parte, Tomás Regalado argumentó que “en un país tan dividido como el nuestro, hablar de diálogo es un temor, a pesar que entre sectores tenemos mucho más en común que en acciones que nos dividen”.  Los temas que se desarrollarán dentro de la cuarta edición de la Semana de la RSE van más allá de la política, pues se pretende abarcar la coyuntura nacional en las áreas social, ambiental y económica, recalcó.

El dirigente de Fundemas destacó que el desarrollo sostenible es una de las prácticas de RSE que está funcionando actualmente: “La RSE es una de las partes más importantes para las estrategias empresariales y para el futuro de las empresas. Por ello, el éxito estará ligado al futuro de toda una nación”.

En relación a los avances de la RSE en El Salvador, Regalado afirmó que los resultados son comparables con los demás países de la región centroamericana, pero que no se debe de dejar de trabajar en conjunto para lograr un mayor progreso.