El Departamento de Comercio de la Oficina de Análisis Económico (BEA) de Estados Unidos ha reportado que el crecimiento económico definitivo de Estados Unidos para el primer trimestre fue del 1.1%. Este crecimiento se explica por el menor freno de las exportaciones, qué crecieron un 0.3%, frente a la caída esperada del 2.0%. Aunque es importante también destacar que analistas estiman que el gasto de los consumidores se ha ralentizado pues el crecimiento esperado era del 1.8% y el efectivo fue de 1.5% para este primer trimestre.

El precio del petróleo de junio 2016 alcanzó un precio de US$48.9 el barril (WTI). La abundancia del petróleo ha permitido precios bajos desde mediados de 2014 y también un fuerte abaratamiento del precio de otras materias primas. Sin embargo, el petróleo ha registrado avances mensuales desde febrero 2016.

Según el BCR la economía creció 2.53% en el primer trimestre del 2016. Este crecimiento está determinado por el desempeño favorable de las actividades económicas siguientes: Transporte, Almacenaje y Comunicaciones (4.7%), Comercio, Restaurantes y Hoteles (3.3%) y Bienes Inmuebles y Servicios Prestados a las Empresas (3.0%). El sector Construcción creció a una tasa anual del 2.33%, ello se debe al incremento en la ejecución de inversión pública en obras de construcción importantes como la del túnel en Redondel Masferrer de San Salvador. Según el BCR, los resultados favorables se explican por los menores precios del combustible respecto a 2015, así como por las mejores condiciones climatológicas que apoyaron la agricultura.

El IPC reporta un crecimiento anual del 0.9% para junio 2016, comportamiento que se explica por el mayor dinamismo del sector Alojamiento, Agua, Electricidad, Gas y Otros Combustibles que crecieron a una tasa anual del 13.6%, el resto de los sectores a excepción de salud (0.9%) reportan reducciones.

Las remesas registran un monto acumulado de US$1,841.51 millones a mayo 2016, con crecimiento acumulado del 6.8%; que representa la mayor tasa de crecimiento para el mismo lapso desde 2012, cuando las remesas crecieron 8.2 %. Este incremento de las remesas, se explica por la caída de la tasa de desempleo hispano en Estados Unidos, los incrementos al salario mínimo aprobados en California y las nuevas migraciones hacia ese país.

La demanda externa continua con señales débiles pues las exportaciones a mayo 2016 registran un monto acumulado de US$2,271.25 millones, 3.4 % menos que en 2015. Nuevamente las exportaciones de productos tradiciones (café y azúcar) impactan el total, aproximadamente US$ 86.0 millones menos. Las importaciones, por su parte reporta una contracción, debido a la caída de los bienes intermedios, en aproximadamente US$262.0 millones menos que en mayo 2015.Las importaciones de capital muestran resultados favorables, pues crecieron a una tasa anual del 10.5% lo que da buenas perspectivas de la inversión privada.

El flujo neto de IED ascendió a US$142.01 millones en el primer trimestre del año 2016, US$124.0 millones más que en el mismo período del 2015; donde US$95.5 millones provienen del sector industria manufacturera, uno de los sectores con mayor capacidad de generación de empleo y de producción en la economía.

El Sector Público No Financiero (SPNF) reporta a mayo 2016 mayores niveles de ingreso que de gasto, principalmente debido a que el IVA aumentó en US$22.44 millones y el impuesto sobre la renta US$73.77 millones. Por otro lado, el ahorro corriente a mayo fue superior en US$200 millones que al año anterior y la inversión pública reporta una recuperación, pues creció a una tasa anual del 34.7 % que se explica por el incremento de la inversión de empresas públicas no financieras. Los resultados anteriores propiciaron un superávit que supera el mismo periodo del 2015 en US$109.13 millones.

CLIC PARA DESCARGAR INDICADORES ECONÓMICOS