Las perspectivas de crecimiento económico 2016-2017 indicaban que la economía mundial estaba creciendo en general hasta antes del Brexit, que propició un importante riesgo a la baja del crecimiento mundial, especialmente en economías avanzadas de Europa, con impacto relativamente moderado en el resto de los países, incluidos Estados Unidos y China.

Según el Departamento de Comercio, el crecimiento económico de Estados Unidos fue un poco más lento de lo previsto para el segundo trimestre; el PIB se expandió a una tasa de 1.1% y no de 1.2% como lo reportó el mes pasado, debido a que las empresas redujeron fuertemente sus existencias de bienes no vendidos, aunque se observa una mejora en el gasto de los consumidores.

El IVAE muestra un crecimiento del 1.6% con respecto a junio 2015, observándose un bajo crecimiento por parte del sector Electricidad, Gas y Agua (0.6%) y Comercio (0.4%). Transporte, Almacenaje y Comunicaciones (5.3%) y Bienes Inmuebles y Servicios Prestados a Empresas (2.9%) mostraron mayor dinamismo respecto a junio 2015.

Hasta julio de 2016, las remesas han crecido 6.2%, totalizando USD$2,594.5 millones siendo el mayor crecimiento en el período reportado desde 2012 cuando crecieron a un 7.9%.

Las exportaciones totales registraron una caída a una tasa del 4.7% a julio 2016 debido a la fuerte reducción del azúcar (US$72.0 millones de dólares menos) y café (USD$45.0 millones de dólares menos). Las importaciones registran también una caída del 7.1% debido principalmente a las reducción de bienes intermedios (USD$386.8 millones de dólares menos), aunque se sigue reportando crecimiento en las importaciones de bienes de capital (9.4%).

Los ingresos tributarios crecieron un 6.4% totalizando USD$2,612.3 millones de dólares a junio 2016, destacándose el incremento en 8.2% de recaudación en ISR, mientras que el IVA registró una baja expansión de 1.8%. El gasto corriente permaneció casi constante (-0.1%) y como factor positivo destacar la buena ejecución de la Inversión Pública con un crecimiento de 21.1% anual.

El saldo de LETES superó los $1,000 millones de dólares a finales del mes de agosto, debido a los problemas de caja que presenta el gobierno en sus flujos financieros.

CLIC ACÁ PARA DESCARGAR LOS INDICADORES