El pasado miércoles 21 de agosto, la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador llevó a cabo el lanzamiento oficial del programa “50Pro”, el cual está dirigido a personas en torno a los 50 años de edad con capacidad y deseos de iniciar un nuevo emprendimiento empresarial.


Durante el evento se desarrolló el seminario-taller Emprendimiento sénior: una nueva oportunidad, que fue dirigido por Carlos Molina Grijalba, iniciador del concepto 50Pro, con quien aprovechamos para hablar un poco sobre la filosofía y metodología del programa, los beneficios que ofrece y la actitud que deben presentar las personas de esta edad que buscan iniciar una segunda fase laboral.


¿Qué significa 50Pro?


50Pro es una metodología para entrenar a los mayores de 50 años para que sepan emprender. Este no es un curso de formación teórica, es un curso práctico en el que, mediante el método del caso, los participantes entrenan cómo se emprendería en diferentes entornos, y se lleva a cabo entre un grupo reducido de personas con mucha experiencia y un nivel muy alto.


¿Cómo ayuda el programa al desarrollo de una segunda fase profesional?


La mayoría de la gente que viene al programa son directivos de éxito, pero que han trabajado en empresas para terceros. Puede ser gente con importantes conocimientos en las áreas funcionales de la empresa, por ejemplo en financiero o comercial, pero que desconozca completamente otras áreas o el procedimiento a seguir para montar una empresa desde el punto de vista estratégico; es decir, a pensar qué es lo mejor, qué ventajas tiene sobre la competencia, hablar sobre conceptos originales para lanzar un producto al mercado, saber qué socios o consejeros necesita reunir alrededor de él y desarrollar integralmente un verdadero plan de negocio con investigación de mercado, análisis de producto, etc.  


¿En qué países han desarrollado el concepto 50Pro y qué resultados han obtenido?


Este es un concepto novedoso, llevo dos años y medio desarrollándolo. Primero nos hemos preocupado en desarrollarlo conceptualmente, la estrategia, simplificar al máximo el número de sesiones. Pero buscar sesiones que realmente sean imprescindibles. Por el momento lo hemos implementado exclusivamente en España, estoy intentando la posibilidad en El Salvador, parece haber mucha gente interesada en la metodología.
Hemos detectado que la mayoría de la gente que se acerca a un programa nuestro se siente arropado por el conjunto de personas que están ahí. Por tanto, vuelven a ser más creativos, se arriesgan más en tratar de comunicar una idea que les gustaría poner en marcha, y recuperan la alegría de vivir, desaparece ese desánimo o pesimismo.


¿Cuáles son las claves para que una persona mayor de 50 años siga desarrollándose profesionalmente?


La clave más importante es la inquietud por mejorar. Creo que ni a los 50, ni a los 60, ni a los 90 años nadie debe ser tan iluso de creer que ya lo sabe todo o que ya está de vuelta de todo. El mundo actual, con los cambios tecnológicos, impulsa a las personas a saber que hay muchas cosas que puedes aprender, mejorar, en las que puedes ayudar. Defectos que has visto a lo largo de tu vida que se producen en un sector o en una compañía, ver cómo mejorarlos, cómo arreglarlos. Eso, el sentirse optimista y activo, es básico para los 50.  


¿Qué elementos necesitan explotar las personas mayores de 50 años al momento de emprender?


Para que una persona emprenda debe saber que emprender, como todo, tiene mucho riesgo. La palabra emprendimiento se asocia a cierto riesgo, no necesariamente económico. Hay que aceptar que uno cambia, que se desacomoda. Que hay cosas que sabrá, otras que no. Que tiene que entrar en un nuevo estadio en el que tiene que saber que debe formarse. Que ya no es una persona que ha sido director financiero en una empresa y entra a otra y más o menos ya sabe lo que tiene que hacer.


Acá entras en un campo en el que los conocimientos de un emprendedor son tan vastos, a lo mejor no tan profundos como los de un director financiero en una multinacional, pero tienes que saber de finanzas, de comercial, de productos. Siempre el que entre en esta dinámica de emprendimiento debe saber que tiene que formarse, aprender otra vez.


¿Qué importancia tiene para un país reintegrar esta fuerza laboral de una manera digna?


Es un simple procedimiento matemático: si uno piensa que en los países en este momento los mayores se han convertido en un signo negativo, una carga; cuando a esa carga le quitas el signo negativo y lo pones en positivo, es que has doblado la capacidad.  En lugar de sostener, no solo no lo sostienes, sino que además generas valor. En ese sentido, el reintegrar, ser capaz de dinamizar a la gente mayor, es el doble de fuerza que tenerlos como una carga.


¿Qué es la actitud 50Pro?


La actitud 50Pro es la actitud del emprendedor que humildemente cree que puede mejorar, que alegremente es optimista, todo en un entorno de serenidad sabiendo que le llegarán las dificultades y que frente a todo ello hay que tener perseverancia y paciencia. Eso define a un 50Pro idóneo. 

 

 

 

 

Carlos Molina Grijalba, iniciador del concepto 50Pro; cofundador de la Cámara de Comercio España y Corea en la Universidad Camilo José Cela, en donde realiza actividades docentes, al igual que en otros centros como la Universidad CEU y la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, España.