De acuerdo a la segunda estimación del Departamento de Comercio de Estados Unidos, la economía creció en 3.2% en el tercer trimestre del 2016, superior al 2.9% reportado en la primera estimación, logrando el mejor desempeño de los últimos dos años, alentado principalmente por un fuerte gasto de los consumidores.

El Departamento del Trabajo de Estados Unidos reportó que la economía creó 178,000 nuevos empleos, y una tasa de desempleo del 4.6%, el nivel más bajo registrado en los últimos nueve años. El desempleo latino muestra estabilidad (5.7%) luego de que el mes pasado registrara una caída de 7 décimas.

El Índice de Volumen de la Actividad Económica (IVAE) creció al 2.1% anual en Septiembre de 2016 lo que representa el mayor crecimiento reportado en los últimos 4 años. Transporte, Almacenaje y Comunicaciones es el sector que más creció (7.7%) seguido del sector de Agricultura (4.7%) y Construcción (3.9%). Sectores económicos relevantes como Comercio e Industria se mantienen con un crecimiento bajo del 1.0%; Electricidad Gas y Agua cayó en 8.0%.

 El Salvador recibió US$3,728.1 millones de dólares en concepto de remesas familiares a octubre del 2016, superando en $218.5 millones al mismo periodo del año anterior y alcanzando una tasa de crecimiento de 6.2% interanual; lo que en promedio significaría ingresos mensuales de US$372.8 millones. Los buenos ingresos por la vía de las remesas se explican por la importante mejora del desempleo estadounidense.

Las exportaciones ascendieron a US$4,514.9 millones al mes de octubre de 2016, con un crecimiento de -3.9% anual. Tantos las exportaciones tradicionales como las no tradicionales a Centroamérica y fuera de Centroamérica registraron una caída, solamente las exportaciones de Maquila reportan un crecimiento del 3.7%. Las importaciones totales registran una caída del 6.6%; sin embargo al excluir el petróleo la caída en el valor de las importaciones es del 4.9%, explicado por el bajo ritmo de la actividad económica, que produce una caída en las importaciones de bienes intermedios del 11.9% y de bienes de consumo del 3.8%.

Los ingresos tributarios reportaron una tasa anual de crecimiento del 5.9% con respecto a octubre de 2016. La recaudación del IVA neto creció a una tasa anual del 1.8%, mientras que la del ISR neto creció un 7.3%. El crecimiento de este último se debe en gran medida al nuevo impuesto a las telecomunicaciones que se cobra a partir de este año. Se observa además un crecimiento del 10.5% en el pago a intereses de la deuda como consecuencia del déficit fiscal y un incremento del 13 % en la inversión bruta. La falta de efectivo de las finanzas públicas ha generado atraso en los pagos a proveedores e incluso bajas en las calificaciones de riego del país (Moody´s).

 

CLIC ACÁ PARA DESCARGAR LOS INDICADORES ECONÓMICOS