Líderes gremiales señalan falta de condiciones para emprender y generar empleos.


Javier Steiner, Luis Cardenal y Javier Simán, presidentes de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL), la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), respectivamente, participaron en la entrevista Frente a Frente, donde analizaron la situación fiscal, económica y política del país al cierre de 2016.


Para los líderes gremiales, la gestión del gobierno está reprobada ya que no ha logrado cumplir en parámetros como el combate a la delincuencia, la generación de empleo y la atracción de inversión. “Este será el segundo peor año de la historia en términos de homicidios y extorsiones”, manifestaron.
De acuerdo al líder de CAMARASAL, la delincuencia impacta mucho a micro, pequeñas y medianas empresas. “No vemos medidas que de verdad combatan y erradiquen la delincuencia”, explicó.


Los presidentes de las principales gremiales del país consideran que los constantes cambios de las reglas de juego alejan las inversiones. “No hay acciones que hagan atractivo al país para la inversión. No estamos enviando un mensaje de confianza para que inversores locales y extranjeros se acerquen”, agregó Javier Steiner.


Para el presidente de ASI, el gobierno debe reconocer sus problemas, empezar a afrontarlos y acercarse a “trabajar con el sector privado, motivar a invertir en el país”.


Luis Cardenal, por su parte, dijo que es necesario revisar la inversión a futuro, crear un plan nacional de desarrollo donde “todos estemos comprometidos". “Por políticas públicas equivocadas estamos en problemas”, agregó.


Javier Steiner expresó que el sector privado necesita saber cuál es la apuesta que tiene el gobierno para el futuro. “Necesitamos generar empleo, confianza, atraer inversiones. Ser más competitivos y productivos”, dijo.


Los líderes gremiales coinciden en que el gobierno cumplir con sus compromisos y responsabilidades, establecer una base sólida sobre la cual trabajar el crecimiento del país y apostarle al futuro en actividades económicas en las que el país debería ser líder.


Tenemos talento, lo que nos falta son mejores condiciones para que los salvadoreños emprendan y puedan generar empleos, expresaron.


Salario mínimo


Cuestionados sobre el aumento al salario mínimo que se aprobó la semana pasada, los presidentes de las gremiales manifestaron no estar en contra de la medida, sino de la ilegalidad del proceso.


“Nosotros señalamos la manera en que se ha aprobado el aumento al salario mínimo. Nuestra preocupación es la ilegalidad que se ha realizado y el impacto que puede tener”, dijo Javier Simán.


“Muchos empresarios en oriente nos han manifestado su preocupación para poder afrontar el aumento del salario mínimo. Estamos de acuerdo en que haya incremento, pero en gradualidad, que vaya acorde a la realidad económica del país”, explicó Steiner.


"Las consecuencias de la manera irresponsable e ilegal (en CNSM) va a ser responsabilidad del gobierno”, sentenció Luis Cardenal.