La actualización a enero 2017 del Informe de Perspectivas de la Economía Mundial elaborado por el FMI, estimó un crecimiento mundial del 3.1% para 2016 y una proyección del de 3.4% para este año. Según el informe, Estados unidos creció 1.6% durante 2016 por el bajo desempeño del primer y cuarto trimestre (1.9%) y proyecta un crecimiento del 2.3% para este año basado en los nuevos planes fiscales del presidente recién electo. El pronóstico para América Latina es de bajo crecimiento, debido a las dificultades económicas que enfrentan paises como Argentina y Brasil y a la incertidumbre de la política comercial de México.

A noviembre 2016 el IVAE reporta un crecimiento del 2.2%. Sectores como Transporte, Almacenaje y Comunicaciones registraron buen dinamismo con un crecimiento del 7.8% y Construcción del 4.4%. Industria y Comercio crecieron al 0.9% y 0.7% respectivamente.

El BCR anunció que los ingresos por remesas para 2016 ascendieron a $4,576 millones de dólares, lo que representa un crecimiento del 7.1% con respecto al monto anual 2015 y poco más del 17% del PIB.

Las exportaciones sumaron $5,335.4 millones de dólares para el cierre del 2016; $149.5 millones de dólares menos en ventas al exterior con respecto al 2015. Parte importante de esta reducción se debe a la caída en las exportaciones de productos como el café y el azúcar (-$93 millones aprox.). Las importaciones totalizaron un monto anual de $9,854.6 millones de dólares, es decir, $560.8 millones de dólares menos que en 2015, principalmente debido a la reducción de bienes intermedios ($425.1 millones de dólares menos).

Los préstamos y depósitos del sistema financiero cerraron 2016 con un desempeño positivo. Los créditos al sector privado reportaron un crecimiento del 5.5%, mientras que los depósitos crecieron al 3.1%. Sin embargo, los datos reflejaron que en ese mes, los créditos superaron a los depósitos en $ 144.0 millones de dólares, luego de que en todo el 2016 se mantuviera una situación de liquidez en la economía.

En cuanto al Sector Fiscal, los ingresos tributarios netos totalizaron para el cierre del 2016 $4,166.4 millones de dólares, es decir, un crecimiento del 6.3% anual. La recaudación del IVA neto creció en casi $50 millones de dólares; mientras que la del ISR neto en $114 millones de dólares respecto al año anterior. Se destaca un crecimiento del 9.8% en el pago a intereses de la deuda, una caída del 11% en las transferencias corrientes y un incremento del 16.4 % en la inversión bruta. Por otro lado, al término de 2016, la deuda pública total incluyendo las obligaciones previsionales, habría alcanzado aproximadamente el 63.7% del Producto Interno Bruto, el ratio más elevado de Centroamérica.

 

CLIC ACÁ PARA DESCARGAR LOS INDICADORES ECONÓMICOS