Ante la imperiosa necesidad de incrementar la inversión y la generación de empleo productivo a través de la reducción de los trámites burocráticos, que en muchas ocasiones obstaculizan la inversión y la generación de empleo en el país, instamos al presidente de la República a sancionar y mandar a publicar, en el menor plazo, la Ley de Simplificación Administrativa, aprobada por la Asamblea Legislativa el pasado 25 de septiembre.

Creemos que con dicha ley el país cuenta con el mecanismo idóneo para reducir los trámites excesivos que constituyen barreras burocráticas a la realización de negocios, al desarrollo productivo y a la competitividad del país.

Asimismo, consideramos que la nueva legislación es acorde con la tendencia mundial de reducir y agilizar los  trámites y procedimientos administrativos para que las economías de los países crezcan por la vía del incremento de la producción, las inversiones y el comercio. Además, impone límites a la discrecionalidad de los funcionarios y servidores públicos, con lo que cierra las puertas a la corrupción que drena los recursos del Estado.

Por la razones anteriores, y en virtud de que el decreto que contiene la Ley de Simplificación Administrativa surgió del consenso alcanzado por las diferentes facciones políticas con representación parlamentaria, amén de haber sido consultada tanto con el sector productivo como con titulares de distintas carteras de Estado, reiteramos nuestra exhortación al jefe del Ejecutivo en el sentido de no atrasar su sanción y publicación en el Diario Oficial para que inicie su vigencia con la prontitud que las necesidades del país exigen.