La Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (FECAMCO), integrada por la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador y siete gremiales más de la región, presenta el Estudio Técnico “Evolución de la Situación Fiscal de Centroamérica, período de 2009 a 2016”.

El lanzamiento regional del estudio estuvo a cargo de Jorge Briz, presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala y Presidente de la FECAMCO, y Javier Steiner, presidente de Camarasal, acompañados de los titulares de la Cámara de Comercio de Guatemala, Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa, Cámara de Comercio de Colón, Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua y Cámara de Comercio de Costa Rica.

El objetivo de este informe es mostrar la realidad fiscal de los países centroamericanos, para generar conciencia en los gobiernos sobre la utilización eficiente de los impuestos que se recaudan del pago de los ciudadanos, para garantizar la solvencia de los Estados.

El estudio presentado por FECAMCO analiza la evolución fiscal de los países de la región de 2009 a 2016, período en donde la región sufrió una desaceleración del crecimiento.
 
“Hemos escogido los últimos ocho años como unidad de análisis, por ser este un periodo en que la región ha venido experimentando un proceso de desaceleración económica, que en la mayoría de los países se ha visto acompañado de graves desequilibrios fiscales y de un constante incremento de la deuda pública, de los gastos del Estado y del sector informal de la economía”, indicó Javier Steiner, presidente de Camarasal.

En el caso de El Salvador, la investigación destaca que es el país con menor crecimiento económico (2.4%), incluso por debajo del promedio de las naciones vecinas (3.8%), y enfrenta el mayor endeudamiento público: 66% del PIB. Asimismo, el estudio de la Federación indica que la recaudación fiscal aumentó en toda Centroamérica, siendo Honduras y Nicaragua los países con más incrementos respecto al PIB, con 3,6% y 3,2%, respectivamente.
En el caso de El Salvador, se experimentó un aumento de ingresos tributarios de 2.1 puntos porcentuales en relación al PIB, siendo clave la labor de los contribuyentes, ya que, según Doing Business 2017, este sector de la economía realiza en promedio 41 pagos de impuestos al año.
Otro dato que destaca el estudio de la FECAMCO es que en Centroamérica el empleo público alcanza en promedio un 9.2% del empleo total, y en El Salvador, particularmente, representa el 34.9% del gasto total.
En lo que se refiere a la economía informal, el informe indica que el porcentaje en El Salvador es de 46%, superado solo por Guatemala, con un 51.3%.
Tras varios elementos en evidencia, el estudio concluye como característica generalizada, que Centroamérica cuenta con sistemas tributarios engorrosos, que imposibilitan reducir la brecha de la informalidad e incrementar la recaudación. Por otro lado, señaló que a pesar de los recursos que los Estados centroamericanos reciben, la calidad de los servicios que se reciben se ubica muy por debajo de la que los países de la OCDE gozan. Esto obliga a que los contribuyentes cubran, por cuenta propia y como gasto adicional los costos de servicios privados para seguridad, salud y educación.

La FECAMCO planteó como una necesidad inmediata que los Estados generen las condiciones para fomentar el crecimiento económico de los países, ya que existe una relación directa entre el incremento del PIB per cápita y la recaudación tributaria como porcentaje del PIB.

El estudio completo se publicará en los portales de las cámaras de comercio que conforman FECAMCO, a partir del 1 de octubre.