El inconsulto aumento de las tarifas por el servicio de agua y alcantarillado por parte de ANDA está generando descontento e inconvenientes financieros en el sector empresarial del país, especialmente entre los micro y pequeños empresarios, ya que en algunos casos el incremento llega hasta el 280% sobre el costo de la factura anterior.

La gremial ha recibido múltiples quejas de parte de empresarios que, al igual que muchos pequeños consumidores, han visto súbitamente afectado su presupuesto debido al aumento excesivo de los costos del agua, especialmente porque el cambio se realizó de forma repentina y sin consulta previa con los sectores afectados.

Se prevé que estos incrementos tendrán un impacto negativo en el desarrollo de la actividad productiva del país, provocando una fuerte alza en los costos y la pérdida de competitividad de las empresas salvadoreñas.  Lo anterior provocará un efecto cascada que se reflejará en el encarecimiento de los precios de los bienes y servicios, afectando de ese modo la economía tanto de productores como de consumidores.

Aunque como gremial apoyamos la focalización del subsidio de agua en los sectores más necesitados, creemos que dicho ajuste debió hacerse de manera gradual y consensuada, procurando afectar lo menos posible los costos de producción y la economía familiar.

Ante tal situación, la Cámara de Comercio e Industria exige al presidente de ANDA, Marco Fortín, que explique las razones técnicas que justifican el sorpresivo aumento, y que reduzca el impacto causado por la abrupta variación de las tarifas mediante la adopción de incrementos escalonados y programados en el mediano y largo plazo.

Finalmente, exigimos a las autoridades de ANDA hacer un uso más racional de los gastos corrientes de esta institución y administrar el recurso hídrico de manera transparente y eficiente.

Para mayor información consultar en el siguiente enlace: http://bit.ly/1SnPrQN