El convenio fue suscrito el miércoles 19 de mayo por el presidente de la CCIES, Jorge Daboub, y la representante del BID en El Salvador, María Carmenza McLean, así como por el representante residente adjunto del PNUD, Richard Barathe.

El convenio estable un aporte del BID al Programa de Desarrollo de Proveedores por un monto de $1 millón, mientras que la Cámara, con el apoyo del PNUD, aportará $662.640, para un fondo total de $1,662,640 que será administrado por la Cámara a través de su Centro de Apoyo a la Pequeña y Mediana Empresa (CAPYME). Los fondos no representan un donativo, pero están disponibles para las pymes que participen en el PDP, las cuales serán seleccionadas a través de un mecanismo en el que participan representantes de la Comisión Nacional para la Mediana y Pequeña Empresa (CONAMYPE) del Ministerio de Economía, la Cámara Agropecuaria y Agroindustrial (CAMAGRO), la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), el PNUD y la CCIES.

El propósito del PDP es desarrollar un mecanismo que vincule a las pymes como proveedoras de bienes y servicios para grandes empresas o “empresas tractor”, ayudándoles a mejorar sus estándares de gestión y producción por medio de la capacitación y la asesoría técnica adecuada.

“Esta es una muy buena noticia para las pymes, ya que podrán mejorar su competitividad, respondiendo de la mejor manera a la demanda del mercado, y es de esta forma como la Cámara de Comercio e Industria les ayuda a elevar su competitividad y a generar nuevos empleos”, declaró el presidente de la CCIES, Jorge Daboub.

Por su parte, la representante del BID en El Salvador, María Carmenza McLean, comentó que el propósito del PDP es lograr que las grandes empresas tengan una cadena de proveedores capacitados y eficaces y que las pequeñas empresas puedan responder a las grandes empresas con eficiencia.

Compartir