ASPECTOS POSITIVOS

Al hacer un balance del primer año de gestión del actual gobierno, la gremial considera que el gobierno ha tenido éxito en mantener las buenas relaciones diplomáticas con Estados Unidos, lo cual es importante debido a que ese país es el principal socio comercial del país y lugar de residencia de un poco más de 2.5 millones de salvadoreños. También reconoce que el Presidente Funes ha tomado el liderazgo regional en los esfuerzos por lograr ara el reconocimiento internacional del actual gobierno de Honduras.

Asimismo, resulta positivo que el Presidente Funes no se haya aliado al proyecto del Socialismo del Siglo XXI que impulsa el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. También destacó como positiva la medida de haber ampliado la participación de la Fuerza Armada en la seguridad pública (vigilancia de centros penales y “puntos ciegos” en las fronteras), y el haber creado el Consejo Económico y Social (CES), como espacio de diálogo intersectorial.

En el plano económico y social se consideran positivas las decisiones de eliminar las cuotas voluntarias en los hospitales públicos, ampliar los beneficios del programa Red Solidaria y focalizar el subsidio al gas, aunque todo lo anterior se hiciera tardíamente y como medidas aisladas que no parecen formar parte de un plan integral de seguridad o de sanidad fiscal.

ASPECTOS NEGATIVOS

En el plano social, hay que señalar que a un año de haber tomado posesión queda claro que el gobierno nunca tuvo un plan se de seguridad y no lo tiene actualmente.

“La seguridad pública es la principal deuda del actual gobierno”, afirmó el Jorge Daboub, presidente de la Cámara de Comercio e Industria, ante los periodistas.

Según las estadísticas de la PNC, todas las modalidades de delincuencia se han incrementado durante el primer año de gestión del presidente Funes.

La gremial también señala que el Ejecutivo no ha puesto a funcionar el Consejo Económico Social, y lamentó que dicho mecanismo no haya sido conformado de forma tal que se pueda construir en él una visión nacional de desarrollo.

También se señaló como negativo que el gobierno haya impulsado una reforma tributaria sin antes atacar los problemas fiscales endémicos, tales como: el excesivo gasto corriente, la limitada base tributaria, la ineficiencia y lentitud de la inversión pública, los subsidios generalizados, la poca transparencia en el manejo de los fondos públicos y la falta de una Ley de Concesiones.

Otra de las grandes omisiones durante el primer año del gobierno del FMLN ha sido la falta de una política de generación de empleo, ausencia que se hace notar especialmente si se recuerda que en su discurso inaugural el mismo Presidente Funes ofreció crear 100 mil empleos durante los primeros 18 meses de su mandato. Criticó además el estancamientos de programas sociales como “Casa para Todos”, “Fábrica de Empleos” ni siquiera ha comenzado y “Ciudad Mujer”.

Una de las principales preocupaciones del sector productivo es la falta de un plan quinquenal de desarrollo, lo cual genera incertidumbre respecto al rumbo del Estado y el destino del país.

“Los salvadoreños nos hemos pasado un año de gobierno sin plan de gobierno”, subrayó el presidente Daboub.

En el aspecto político, sobresale la incertidumbre que genera en los agentes económicos la falta de cohesión y las frecuentes contradicciones al interior del equipo de gobierno. “Corregir al Vicepresidente de la República y a varios de sus Ministros se ha convertido en una actividad frecuente del Presidente Funes”, dijo el presidente de la CCIES.

Agregó que la falta de una visión de trabajo compartida por los miembros del equipo de gobierno del FMLN genera incertidumbre también respecto al futuro de la educación, la institucionalidad y el futuro político del país.

Asimismo, advirtió que el país está cayendo en lo que llamó “un ambiente de inestabilidad social” caracterizado por marchas y manifestaciones callejeras y daños a la propiedad privada de las personas.

LO QUE HACE FALTA

Finalmente, la Cámara afirmó creer que los problemas que el país afronta actualmente tienen solución siempre que el gobierno:

1. Diseñe y ejecute un plan integral de combate a la delincuencia. (Hasta ahora se han tomado medidas aisladas).

2. Diseñe y ejecute un verdadero plan de desarrollo económico, que respete las libertades económicas, privilegie el desarrollo empresarial y genere confianza en los sectores productivos.

3. Haga un pacto de nación sustentado en:

• Transparencia ante todo

• Clima de confianza y seguridad jurídica

• Fortalecimiento de la democracia representativa

• Fomento del sistema de economía social de mercado

4. Y finalmente, instituciones ciudadanas con credibilidad que acometan la tarea de unir a la población, organizarla y motivarla a exigir el respecto a sus derechos, a la democracia y a la libertad.

Compartir