Recientemente, la ciudadanía ha sido testigo de actos criminales llevados a cabo con lujo de barbarie en contra de inocentes ciudadanos y de empresarios, así como del notorio resurgimiento de delitos tan horrendos como el secuestro, la extorsión, y el asesinato de niños, ancianos y de familias enteras, la mayor parte de los cuales quedan impunes. Esta galopante delincuencia ha generado un ambiente de intranquilidad que afecta negativamente el clima social y el entorno económico del país.

Nuestra gremial se solidariza con las familias de las víctimas de la ola delincuencial le exige a las autoridades mayor eficacia en su tarea de dar a la población la seguridad y la tranquilidad que necesita para vivir y trabajar en paz.

Se le recuerda al gobierno que en febrero del presente año esta organización empresarial puso en sus manos un documento que contiene cincuenta y dos medidas para el combate de la delincuencia, el cual puede servir de base para la creación de un plan integral de prevención y combate de la criminalidad que coordine la actuación de todas las instituciones públicas que intervienen en la prevención, combate y castigo del delito, pues, con acciones aisladas, como las llevadas a cabo hasta ahora, no se logrará disminuir los altos índices delincuenciales.

Asimismo, le reiteramos al gobierno nuestra disposición de colaborar con las autoridades, en lo que esté de nuestra parte, en todo lo que contribuya a crear un clima de tranquilidad y seguridad para todos los salvadoreños.

Compartir