La gremial considera que, en el afán de ganar simpatía entre la población, el Gobierno pretende ejecutar irresponsablemente una medida populista, sin medir las consecuencias que la misma tendrá para los asegurados y para la institución, que es financiada con los aportes de empleados y trabajadores formales.

Consideramos que los ya ineficientes servicios que el ISSS presta a los casi 1.4 millones de asegurados y sus beneficiarios, y que generalmente se manifiestan en forma de desabastecimientos continuos de medicamentos del Cuadro Básico de Salud, tardanza en la atención de citas para especialidades médicas, cirugías o exámenes, y una mala atención a los pacientes, podrían deteriorarse aún más al incrementarse el número de derechohabientes que la institución estaría obligada a atender.

Adicionalmente, prevemos que la mayoría de los casos a atender bajo dicha incorporación serán personas con enfermedades que demanden más recursos en materia de atención, equipo y medicamentos, lo que repercutirá negativamente en la situación financiera del Instituto.

Es por ello que recomendamos que antes de realizar planes de ampliación de la cobertura de servicios del ISSS, se ejecute una profunda reestructuración organizativa de la institución, que garantice la utilización eficiente de sus recursos y que al mismo tiempo se traduzca en una evidente mejora de la atención a los usuarios.

Asimismo, que se reconsidere el plan de incorporación de los trabajadores del servicio doméstico al sistema del salud del Seguro Social y que se inicie el diálogo multisectorial en la búsqueda de un programa de reforma integral del Instituto, tomando como base las recomendaciones anteriores mencionadas, a fin de garantizar el derecho a la buena atención que merecen los trabajadores que cotizan al ISSS.

Asimismo, exigimos al gobierno que fortalezca el sistema público de salud y que utilice eficientemente los recursos destinados a la atención médico-hospitalaria de las personas no aseguradas, a fin de que todos los salvadoreños, empleados o no, tengan acceso a servicios de salud eficaces y oportunos.

Compartir