La gremial recomienda a los empresarios que valúen la situación de sus empresas y que, en la medida de sus posibilidades, flexibilicen los horarios de entrada y salida del personal, a fin de que los empleados que utilizan el transporte público de pasajeros tengan la posibilidad de encontrar unidades disponibles para regresar a sus hogares, especialmente en los casos de trabajadores que residen en zonas muy asediadas por la delincuencia.

Asimismo, se hace del conocimiento de los socios que nuestras sedes filiales en Santa Ana, Sonsonate, San Miguel y La Unión, se mantienen en constante comunicación con las autoridades de dichos departamentos a fin de informar de primera mano a nuestros socios acerca de la evolución que registre la situación anormal que se vive actualmente.

Nuestra gremial se solidariza con las familias de las víctimas de la ola delincuencial y le exige a las autoridades mayor eficacia en su tarea de dar a la población la seguridad y la tranquilidad que necesita para vivir y trabajar en paz.

Reiteramos al gobierno nuestra disposición de colaborar con las autoridades, en lo que esté de nuestra parte, en todo lo que contribuya a crear un clima de tranquilidad y seguridad para todos los salvadoreños.

Compartir