Sin embargo, de forma responsable, la gremial también se ve obligada a señalar, nuevamente, que ante las limitaciones de recursos que atraviesa el gobierno, la difícil situación económica y las grandes deficiencias que presenta el aparato gubernamental, la medida podría resultar inconveniente en el mediano plazo, pues le restaría al Estado cerca de $50 millones anuales que podrían emplearse en el combate contra la delincuencia, mejorar la salud, reducir la pobreza o contener los elevados niveles de endeudamiento público.

Esta medida incrementará a los salvadoreños el costo de mantener, con sus impuestos, una burocracia más pesada y menos eficiente.

Adicionalmente, es importante reflexionar que el incremento de salarios a los empleados públicos y el aumento de la burocracia estatal jamás se han traducido en mejores servicios de educación, salud y seguridad para los salvadoreños, y que en todo caso, habría que demandar del gobierno garantías de mejoras sustanciales en los servicios que provee a la población.

La realidad ha demostrado que decisiones como la tomada por el Ejecutivo terminan representando una mayor carga fiscal para los salvadoreños, con los consecuentes impactos negativos en el empleo, la inversión y el costo de la vida. En una época en que la criminalidad se ha convertido en el problema más agobiante para la ciudadanía, ¿será ésta la manera más responsable de actuar?

Por otra parte, una medida económica como la anunciada, y que afecta al país entero, debió haberse discutido al interior del Consejo Económico y Social (CES), instancia creada por el mismo gobierno para, supuestamente, tratar los temas fiscales, entre otros.

Finalmente, la Cámara justifica el aumento de la pensión mínima para los jubilados del sector público que forma parte de la medida anunciada por el gobierno, pero reitera su advertencia en el sentido que un incremento salarial generalizado para los empleados públicos, en los momentos que vive el país, derivará en un sobrecosto fiscal inoportuno, afectando las finanzas públicas y retrasando la recuperación de la economía nacional.

Compartir