- El Producto Interno Bruto (PIB) de El Salvador registro un crecimiento de 2.3% en el segundo trimestre de 2017, los sectores de la economía que registraron el mayor crecimiento respecto al segundo trimestre de 2016 son: construcción (2.4%), comercio, restaurantes y hoteles (2.7%); otros sectores económicos más dinámicos fueron: bienes inmuebles y servicios prestados a las empresas (4.7%) y agropecuario (3.4%).

- Los ingresos por remesas familiares alcanzaron US$3,283.5 millones en el período de enero a agosto de 2017, con un crecimiento de 10.4% y superaron en US$309.0 millones a las remesas recibidas en el mismo período del año anterior.

- Las exportaciones ascendieron a US$3,850.6 millones al mes de agosto de 2017, creciendo a una tasa de 5.7% respecto al mismo periodo del año anterior. El sector azucarero mantiene su tendencia a la alza en las exportaciones con un monto de US$162.1 millones y las exportaciones más dinamizadas fueron las no tradicionales fuera de Centroamérica con una tasa de crecimiento del 9.1%. Las importaciones registraron una tasa de crecimiento del 5.3%, acumulando US$6,904.2 millones; se registraron incrementos en todos los rubros: bienes de consumo (1.1%), bienes intermedios (10.4%) y bienes de capital con 3.7%.

-Al segundo trimestre de 2017, la economía salvadoreña recibió US$413 millones en Inversión Extranjera Directa (IED) neta, es decir, 178% más ($264.8 millones) que en el mismo periodo de 2016. Los incrementos se registraron principalmente en los sectores de industria manufacturera, actividades financieras y comercio con US$113.5, US$53.3 y US$33.3 millones respectivamente. Los proyectos de energía renovable o no convencional impulsaron a la IED en la primera mitad del año. Panamá fue el principal inversor con un monto de US$111.3 millones, seguido de Luxemburgo con US$90.3 millones en IED.

 CLIC ACÁ PARA DESCARGAR LOS INDICADORES ECONÓMICOS

 

 

 

 

 

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal) llevó a cabo este martes su conferencia “De emprendedor a exportador”, con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés).

Se contó con la presencia de Javier Steiner, presidente de Camarasal, y Diego Vergara, Subdirector del Programa de USAID para la Competitividad en el Comercio.

El objetivo de la actividad, a la que asistieron más de 100 personas, era brindar la capacidad a emprendedores y empresas de realizar un autodiagnóstico para comenzar a exportar.

Durante su discurso de inauguración, el presidente de la gremial señaló: “Es necesario que, como buenos empresarios, hagamos uso de toda nuestra creatividad y de nuestro espíritu emprendedor y que salgamos a conquistar nuevos nichos de mercado para nuestros productos fuera de nuestras fronteras”.

El evento se dividió en dos jornadas. En la primera se impartió la conferencia práctica con la utilización de una herramienta de autodiagnóstico para evaluar el potencial exportador; además, se impartieron conferencias magistrales sobre los requisitos para exportar, y vinculaciones a tomar en consideración.
Mientras tanto, en la segunda parte se llevó a cabo un panel fórum con casos de éxitos de emprendedores que lograron trascender al mercado internacional. También se realizaron talleres temáticos prácticos para grupos de 10 personas.

“Estoy seguro que al final de esta jornada muchos de ustedes saldrán de aquí, no sólo motivados, sino que decididos a abrir nuevos nichos de mercado para sus productos en el exterior y de ese modo dar el salto de emprendedores a exportadores de éxito”, finalizó Steiner.

 

CONFERENCIA- De Emprendedor a Exportador 

Este es un año especial para la Cámara de Comercio e Industria filial San Miguel, que cumple 30 años de acompañar a los empresarios del oriente del país.
Su fundación se remonta a los años ochenta, durante el período de conflicto armado que enfrentó El Salvador.  En 1987, ejerciendo como presidente de la gremial el señor Víctor Steiner, se tomó la iniciativa de crear la Filial San Miguel. La idea se concretaba el 24 de marzo de ese año.

Para fortalecer y formar las oficinas en “la Perla de Oriente”, la Cámara central brindó el apoyo técnico, logístico y financiero para obtener su óptimo funcionamiento. La filial se fundó con los objetivos de defender los intereses empresariales de la región, para promover el desarrollo de la zona y cumplir, durante estas tres décadas, con la misión de la gremial a nivel local.

Desde esta filial, ubicada en la cabecera departamental, la CCIES llegó a otros municipios de la región, haciendo posible la creación de grupos empresariales en San Francisco Gotera, Santiago de María, Usulután y La Unión; esta última creció hasta volverse una filial más de la CCIES.

La CCIES filial San Miguel ha brindado el respaldo a los empresarios, mujeres y jóvenes, así como a la micro y pequeña empresa a través de diversas actividades que mantienen a los socios en constante aprendizaje y crecimiento. Entre estos se cuenta el Congreso de Mujeres Líderes de Oriente, las ferias y bolsas de trabajo para la juventud migueleña que busca emprender sus proyectos.

La labor de la filial no se ha detenido desde que inició hace 30 años, y mantiene la presencia en la vida empresarial del municipio a través de convenios con universidades y ferias de trabajo, que buscan abrir oportunidades laborales para los jóvenes. Entre los proyectos más icónicos se cuenta el Festival Gastronómico en Oriente, Noches de Compras y la Feria del Turismo, con los que se busca dinamizar la economía de San Miguel.

Actualmente la filial de San Miguel ha logrado una gran expansión de servicios y un incremento en el número de socios, por lo que fue necesario buscar un espacio para expandirse. La zona elegida fue un terreno de dos manzanas ubicadas en carretera panamericana, salida a Usulután, donde se planea edificar un nuevo espacio para la gremial, que busca ampliar también su apoyo a la economía y empresarios de la región.

La Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (FECAMCO), integrada por la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador y siete gremiales más de la región, presenta el Estudio Técnico “Evolución de la Situación Fiscal de Centroamérica, período de 2009 a 2016”.

El lanzamiento regional del estudio estuvo a cargo de Jorge Briz, presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala y Presidente de la FECAMCO, y Javier Steiner, presidente de Camarasal, acompañados de los titulares de la Cámara de Comercio de Guatemala, Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa, Cámara de Comercio de Colón, Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua y Cámara de Comercio de Costa Rica.

El objetivo de este informe es mostrar la realidad fiscal de los países centroamericanos, para generar conciencia en los gobiernos sobre la utilización eficiente de los impuestos que se recaudan del pago de los ciudadanos, para garantizar la solvencia de los Estados.

El estudio presentado por FECAMCO analiza la evolución fiscal de los países de la región de 2009 a 2016, período en donde la región sufrió una desaceleración del crecimiento.
 
“Hemos escogido los últimos ocho años como unidad de análisis, por ser este un periodo en que la región ha venido experimentando un proceso de desaceleración económica, que en la mayoría de los países se ha visto acompañado de graves desequilibrios fiscales y de un constante incremento de la deuda pública, de los gastos del Estado y del sector informal de la economía”, indicó Javier Steiner, presidente de Camarasal.

En el caso de El Salvador, la investigación destaca que es el país con menor crecimiento económico (2.4%), incluso por debajo del promedio de las naciones vecinas (3.8%), y enfrenta el mayor endeudamiento público: 66% del PIB. Asimismo, el estudio de la Federación indica que la recaudación fiscal aumentó en toda Centroamérica, siendo Honduras y Nicaragua los países con más incrementos respecto al PIB, con 3,6% y 3,2%, respectivamente.
En el caso de El Salvador, se experimentó un aumento de ingresos tributarios de 2.1 puntos porcentuales en relación al PIB, siendo clave la labor de los contribuyentes, ya que, según Doing Business 2017, este sector de la economía realiza en promedio 41 pagos de impuestos al año.
Otro dato que destaca el estudio de la FECAMCO es que en Centroamérica el empleo público alcanza en promedio un 9.2% del empleo total, y en El Salvador, particularmente, representa el 34.9% del gasto total.
En lo que se refiere a la economía informal, el informe indica que el porcentaje en El Salvador es de 46%, superado solo por Guatemala, con un 51.3%.
Tras varios elementos en evidencia, el estudio concluye como característica generalizada, que Centroamérica cuenta con sistemas tributarios engorrosos, que imposibilitan reducir la brecha de la informalidad e incrementar la recaudación. Por otro lado, señaló que a pesar de los recursos que los Estados centroamericanos reciben, la calidad de los servicios que se reciben se ubica muy por debajo de la que los países de la OCDE gozan. Esto obliga a que los contribuyentes cubran, por cuenta propia y como gasto adicional los costos de servicios privados para seguridad, salud y educación.

La FECAMCO planteó como una necesidad inmediata que los Estados generen las condiciones para fomentar el crecimiento económico de los países, ya que existe una relación directa entre el incremento del PIB per cápita y la recaudación tributaria como porcentaje del PIB.

El estudio completo se publicará en los portales de las cámaras de comercio que conforman FECAMCO, a partir del 1 de octubre.

Ante la imperiosa necesidad de incrementar la inversión y la generación de empleo productivo a través de la reducción de los trámites burocráticos, que en muchas ocasiones obstaculizan la inversión y la generación de empleo en el país, instamos al presidente de la República a sancionar y mandar a publicar, en el menor plazo, la Ley de Simplificación Administrativa, aprobada por la Asamblea Legislativa el pasado 25 de septiembre.

Creemos que con dicha ley el país cuenta con el mecanismo idóneo para reducir los trámites excesivos que constituyen barreras burocráticas a la realización de negocios, al desarrollo productivo y a la competitividad del país.

Asimismo, consideramos que la nueva legislación es acorde con la tendencia mundial de reducir y agilizar los  trámites y procedimientos administrativos para que las economías de los países crezcan por la vía del incremento de la producción, las inversiones y el comercio. Además, impone límites a la discrecionalidad de los funcionarios y servidores públicos, con lo que cierra las puertas a la corrupción que drena los recursos del Estado.

Por la razones anteriores, y en virtud de que el decreto que contiene la Ley de Simplificación Administrativa surgió del consenso alcanzado por las diferentes facciones políticas con representación parlamentaria, amén de haber sido consultada tanto con el sector productivo como con titulares de distintas carteras de Estado, reiteramos nuestra exhortación al jefe del Ejecutivo en el sentido de no atrasar su sanción y publicación en el Diario Oficial para que inicie su vigencia con la prontitud que las necesidades del país exigen.