La primera fue impartida el pasado mes de junio por el experto internacional en política tributaria, Dr. Dan Mitchell, quien durante un desayuno-conferencia organizado por nuestra gremial, disertó acerca de cómo los países que tienen sistemas impositivos complicados y gravosos experimentan menor dinamismo económico, mientras que aquellos que simplifican sus sistemas tributarios y privilegian la generación de empleo y la inversión prosperan más rápidamente, un tema cuya definición continúa latente en El Salvador.

La segunda conferencia “Libertad y Democracia, bases del desarrollo”, se llevó a cabo el pasado 21 de octubre en el marco de cierre de las celebraciones de los 95 años de nuestra gremial, y estuvo a cargo del analista político internacional, Carlos Alberto Montaner, quien destacó los siete mandamientos del mundo desarrollado, entre ellos, la rendición de cuentas por parte de los funcionarios públicos, otro tema de relevancia en nuestro país.

Puede ver los videos accediendo en el siguiente enlace:

http://www.camarasal.com/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=12&Itemid=27

Compartir

¡Ser Socio de la Cámara me beneficia!

www.camarasal.com

Puede ver los videos accediendo en el siguiente enlace

Lo que los salvadoreños precisan en estos momentos es que se solucionen los graves problemas de inseguridad ciudadana, se creen las condiciones para que se genere más empleo y se mejoren la salud y la educación, por lo que no se justifica que el gobierno esté pensando en gastar el dinero de los contribuyentes en cosas que no servirán en nada para mejorar las condiciones económicas y sociales de la población.

Resulta ilógico que se esté pensando en gastar más recursos del Estado en la compra de aviones en un momento las finanzas públicas afrontan una situación delicada producto del aumento del gasto y una recaudación menor de la esperada.

Así mismo, consterna el hecho de que con la misma facilidad con la que argumenta que el fisco no cuenta con los recursos suficientes para financiar los programas sociales del Gobierno ni para combatir la delincuencia, se diga que va a endeudar al país con $100 millones para comprar aviones que a todas luces son innecesarios por el momento.

La Cámara de Comercio e Industria hace un llamado a los Diputados de la Asamblea Legislativa para que actúen responsablemente y en consecuencia con la realidad del país, y no permitan más despilfarro en los recursos del Estado ni un mayor endeudamiento que ponga en más riesgo las finanzas públicas y el futuro económico de El Salvador.

Compartir

Por 43 años consecutivos, la gremial empresarial ha dado el banderillazo de salida para que los comerciantes a nivel nacional amplíen sus horarios de atención, lancen nuevas promociones y consientan la preferencia de sus clientes.

La fiesta fue presentada por el presidente de la CCIES, Jorge Daboub y el alcalde de San Salvador, Norman Quijano, quienes mostraron su interés porque este esfuerzo ayude a reactivar la economía local.

Daboub, añadió que “es una oportunidad para ayudar y agradecer todo el apoyo y la confianza que los distintos consumidores han tenido con los diferentes productos de todos nuestras empresas. Además, la celebración también pretende llevar un mensaje de familia, de unión y sana convivencia”.

Quijano, por su parte, expresó que las “Noches de Compras” es un momento de aliento para los empresarios, sobre todo en este momento en que la economía salvadoreña busca un empuje para comenzar con fuerza el 2011.

Y para apoyar este trabajo de los empresarios, el alcalde explicó que hay un plan de seguridad en las principales plazas, parques y zonas comerciales de la capital para que los salvadoreños puedan comprar en familia.

“Hay un plan de seguridad en los lugares donde hay más concentración de personas, siempre lo hemos tenido. Además, nosotros como alcaldía también vamos a tener festejos en las plazas del Centro Histórico para que la gente tenga más opciones”, indicó.

Galeria de imagenes

Compartir

Las Noches de Compras Navideñas es un evento que se celebra desde 1967 con el objetivo de brindar a los consumidores la oportunidad de realizar sus compras de Navidad en un ambiente de seguridad y con horarios de atención ampliados, en algunas ocasiones hasta la medianoche. La actividad también es considerada como una oportunidad para las empresas e instituciones de agradecer a sus clientes, amigos y especialmente al público consumidor, la preferencia y elección de su marca, productos y servicios a través de eventos de proyección social y promociones especiales.

“Nuestro objetivo es brindar a las familias salvadoreñas un momento de alegría y sano esparcimiento, al mismo tiempo que contribuimos como gremial a incrementar la actividad económica y desarrollo del comercio en el país”, dijo el presidente de la Cámara, Ing. Jorge Daboub al anunciar el inicio de la temporada navideña para todo el comercio.

Los actos de inauguración de las Noches de Compras Navideñas tendrán lugar a partir de las 3:00 p.m. en la Plaza Las Américas (El Salvador del Mundo) con espectáculos de grupos juveniles de baile moderno, villancicos navideños, un concierto de música navideña a cargo de la Banda Sinfónica de la Fuerza Armada, la presentación de la Orquesta Metropolitana y un desfile de modas alusivo a la temporada presentado por Color Telas. Como punto especial se contará con la intervención de la soprano Yanira Yazbek.

El broche de oro de los actos de inauguración será un vistoso espectáculo de luces chinas, cortesía de Industrias Bengala, que iluminarán el cielo capitalino con alegres colores que representan el optimismo y la felicidad propia de esta época del año.

Este año el evento de inauguración de las Noches de Compras Navideñas 2010 contará con el apoyo de la PNC, el VMT, la Alcaldía Municipal de San Salvador, el Cuerpo de Agentes Metropolitanos, Protección Civil, el Cuerpo de Bomberos Nacionales y la Fuerza Armada de El Salvador. También se cuenta con el patrocinio de las empresas, Cristal, Radio La Mejor FM y radio YXY, Colortelas, Almacenes Simán, Industrias Bengala, la Despensa de Don Juan, Carnaval, Grupo Bimbo, CAESS, La Chalupa Circus Store, Diana, Río Soto, Súper Selectos, Confitería Americana, Pablo Salvador Anliker, Red, El Diario de Hoy y La Prensa Gráfica.

Compartir

Sin embargo, de forma responsable, la gremial también se ve obligada a señalar, nuevamente, que ante las limitaciones de recursos que atraviesa el gobierno, la difícil situación económica y las grandes deficiencias que presenta el aparato gubernamental, la medida podría resultar inconveniente en el mediano plazo, pues le restaría al Estado cerca de $50 millones anuales que podrían emplearse en el combate contra la delincuencia, mejorar la salud, reducir la pobreza o contener los elevados niveles de endeudamiento público.

Esta medida incrementará a los salvadoreños el costo de mantener, con sus impuestos, una burocracia más pesada y menos eficiente.

Adicionalmente, es importante reflexionar que el incremento de salarios a los empleados públicos y el aumento de la burocracia estatal jamás se han traducido en mejores servicios de educación, salud y seguridad para los salvadoreños, y que en todo caso, habría que demandar del gobierno garantías de mejoras sustanciales en los servicios que provee a la población.

La realidad ha demostrado que decisiones como la tomada por el Ejecutivo terminan representando una mayor carga fiscal para los salvadoreños, con los consecuentes impactos negativos en el empleo, la inversión y el costo de la vida. En una época en que la criminalidad se ha convertido en el problema más agobiante para la ciudadanía, ¿será ésta la manera más responsable de actuar?

Por otra parte, una medida económica como la anunciada, y que afecta al país entero, debió haberse discutido al interior del Consejo Económico y Social (CES), instancia creada por el mismo gobierno para, supuestamente, tratar los temas fiscales, entre otros.

Finalmente, la Cámara justifica el aumento de la pensión mínima para los jubilados del sector público que forma parte de la medida anunciada por el gobierno, pero reitera su advertencia en el sentido que un incremento salarial generalizado para los empleados públicos, en los momentos que vive el país, derivará en un sobrecosto fiscal inoportuno, afectando las finanzas públicas y retrasando la recuperación de la economía nacional.

Compartir