Con el objetivo incrementar las capacidades y la competitividad de las empresas exportadoras a través de la exposición de herramientas que les proporcionen un mejor panorama de su capacidad competitiva, la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador realizó un conversatorio entre exportadores, evento al que asistieron unos 70 representantes de empresas exportadoras del país.

El evento se llevó a cabo el jueves 1 de diciembre en Hacienda los Miranda, y estuvo presidido por el presidente de la Cámara, Javier Steiner, y Álvaro Gallardo, presidente del Comité de Exportadores de la gremial.

“Hemos organizado este Conversatorio entre Exportadores, con el propósito de que los empresarios conozcan los retos que presentan los mercados externos y cómo superarlos”, dijo Steiner al momento de dar por inaugurado el evento.
 
En el conversatorio participaron un representante de la Dirección de Administración de Tratados Comerciales del Ministerio de Economía, quien habló sobre los beneficios que otorgan los TLC vigentes a las empresas exportadoras con interés en esos mercados, de una manera más amigable y menos técnica, ya que los exportadores aseguran que es una necesidad que no ha sido suplida.     

Asimismo, se tuvo la participación de un representante de la Unión Europea, quien disertó sobre los retos y beneficios de la internacionalización del mercado europeo con el fin de que los exportadores puedan prepararse con anticipación al proceso de exportación al Europa.

Seguidamente, un representante de la empresa Publicar desarrolló el tema “Canales electrónicos como herramientas de promoción”, mientras que los emprendedores Adrián Gómez, de Elaniin, y Violeta Martínez, de Vaiza, presentaron sus casos de emprendimiento exportador.

El evento concluyó con un conversatorio sobre temas exportadores protagonizado por representantes de CIEX, DATCO, Publicar, Adrián Gómez, de Elaniin, y Violeta Martínez, de Vaiza, y un miembro del Comité de Exportadores de la Cámara.

Los ponentes del Start Me Up Expo coincidieron en que innovar no es precisamente crear algo nuevo, pero sí revolucionar la forma en que se presenta.

Cuatro ponencias de alto nivel fueron el plato fuerte del XII Encuentro Anual de Jóvenes, denominado “Start Me Up Expo”, al que asistieron unos 450 jóvenes universitarios, empresarios y profesionales con espíritu emprendedor.


Los conferencistas internacionales Juliana Sánchez Trujillo y Sebastián Arias, y los nacionales Juan Carlos Mejía “Ratanás” y José Carlos Mejía, fueron los encargados de compartir sus conocimientos durante el encuentro.


Arias fue el encargado de abrir la jornada. De acuerdo al chileno, todo aquel que decide emprender debe tener clara el área a la que está ingresando, pues debe tener conocimiento de la misma, “de lo contrario te tomará más tiempo” despegar, dijo.


Agregó que para tener éxito hay que tener claro que “el producto que ofrezco no es lo importante, sino el problema que resuelvo, a quién se los resuelvo”. “Si tenemos clientes felices, tendremos empresas exitosas”, explicó.


Por su parte, "Ratanás" centró su exposición en motivar a los jóvenes a aventurarse a desatar su imaginación. “Para destacar hay que ser diferentes, romper los esquemas”, manifestó.


“Se necesita valor para entregarte a lo que te enloquece”, dijo, y agregó que ahí radica la clave, pues “cuando disfrutas apasionadamente lo que haces, por mucho trabajo que tengas, no lo sentirás como trabajo”.


Y es precisamente esa revolución, ese salirse de la caja para presentar un producto o servicio, lo que según la colombiana Juliana Truijllo es la innovación. “Innovar no es precisamente crear algo nuevo. Para innovar más allá del producto hay que identificar una necesidad clara en el mercado”, dijo.


El cierre del Start Me Up Expo estuvo a cargo de José Carlos Mejía, quien presentó los “mandamientos” del emprendedor. Para iniciar un emprendimiento “hay que tener una idea clic. Clara, costeable, que provoque seguirla, que sea innovadora”, explicó.


Agregó que un emprendedor debe saber “ver, oír y callar”. Comprender el entorno, tener olfato para identificar las oportunidades de negocio, cómo mejorar una idea, dijo, es esencial en este ámbito ya que, muchas veces, innovar no es precisamente crear algo nuevo, pero sí revolucionar la forma en que se presenta.

Con el objetivo de potenciar el espíritu emprendedor de los jóvenes salvadoreños, la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, a través de su Comité de Jóvenes Empresarios y Profesionales, llevó a cabo su XII Encuentro Anual de Jóvenes, denominado “Start Me Up Expo”, al que asistieron unos 450 jóvenes universitarios, empresarios y profesionales con espíritu emprendedor.

El evento, considerado el más importante en su género que se realiza en El Salvador, se realizó en las instalaciones de Hacienda Los Miranda, y fue inaugurado por el empresario Javier Steiner, presidente de la Cámara, y por David Claros, presidente del Comité de Jóvenes de la gremial.

“Hemos organizado este evento Start me up Expo, con el objetivo de que a través de ponencias, talleres y testimonios de otros emprendedores ustedes puedan adquirir los conocimientos y estrategias que necesitan para animarse a soñar, pero a soñar en grande, y para ayudarles a que alcancen  sus sueños”, dijo Steiner al momento de dar por inaugurado el evento.

El Encuentro contó con la participación de los conferencistas Juliana Sánchez Trujillo, de Colombia, especialista en innovación digital, quien disertó sobre innovación estratégica, y Sebastián Arias, de Chile, quien habló a los jóvenes sobre cómo identificar oportunidades de negocios. También participaron como conferencistas los salvadoreños Juan Carlos Mejía “Ratanás”, cofundador y director creativo de la agencia de publicidad El Nido, y José Carlos Mejía, director ejecutivo de Buffalo Wings International.

“En la Cámara de Comercio e Industria creemos que a los jóvenes hay que darles oportunidades para salir adelante, apoyarlos para que alcancen sus metas. Los apoyamos porque estamos seguros que ellos son una parte importante de las solución a los problemas del país”, concluyó Javier Steiner.

El objetivo de NEO es cerrar la brecha entre las capacidades del capital humano y la demanda de las empresas por personal calificado.


El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) y la International Youth Foundation (IYF), en conjunto con 11 instituciones aliadas y con la coordinación de la Fundación para la Educación Integral Salvadoreña (FEDISAL), realizó el lanzamiento del programa Nuevas Oportunidades de Empleo para Jóvenes (NEO) El Salvador, el pasado miércoles 30 de noviembre.


La iniciativa NEO, implementada en América Latina y el Caribe, conjunta el trabajo de empresas privadas, gobiernos y sociedad civil con el objetivo de mejorar la calidad del capital humano y la empleabilidad de 1 millón de jóvenes al año 2022.


En El Salvador, NEO tiene como meta proporcionar una oportunidad de formación laboral a 18,000 jóvenes, entre los 17 y 29 años, en condiciones de vulnerabilidad en los 16 municipios que participan en el programa.


Durante el evento se realizó la firma pública del acuerdo de alianza entre los socios fundadores del programa: la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL), Asociación AGAPE de El Salvador, Asociación Institución Salesiana (AIS), CESAL, Federación Internacional Fe y Alegría, Fundación Salvador del Mundo (FUSALMO), FEDISAL, Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP), Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MTPS) y Plan Internacional.


NEO El Salvador se ejecutará mediante una cooperación técnica no reembolsable de $1.5 millones y un cofinanciamiento de los socios locales de $4.4 millones, alcanzando un total de inversión de $5.9 millones para los próximos tres años, en los que se realizarán acciones que mejoren las habilidades laborales de los jóvenes.

La originalidad ha sido el pilar del trabajo de las emprendedoras detrás de Coco Canela, que se especializan en la fabricación de calzado femenino.


Hace más de 6 años, las hermanas Kryssia Quintanilla y Julie Patiño dieron inicio a su aventura empresarial en el rubro de la fabricación de calzado para dama. La búsqueda por destacar, ser diferentes y originales fue el punto de arranque de este emprendimiento.


Todo inició, comentaron, cuando Julie, haciendo uso de sus conocimientos de diseño gráfico, decidió crear un par de zapatos para ella. El producto llamó la atención de amigos y conocidos y así se generó “la primera venta” de Coco Canela. “Comenzamos con una inversión de 10 dólares vendiendo nuestro primer par de sandalias a una amiga”, explicaron.


“Nos gusta estar en la vanguardia de lo moderno y nos gusta diseñar nuestras propias ideas. Somos gemelas que compartimos nuestros sueños”, agregó Kryssia, quien se encarga del trabajo de mercadeo.


“La variedad de diseños nos ha ayudado a crecer. Estamos a la vanguardia. Creamos cosas nuevas. Semanalmente subimos a nuestras redes un producto, un estilo nuevo. Nos apoyamos en las nuevas tecnologías para promover nuestro trabajo”, explicaron.


Para estas emprendedoras, la clave para crear una empresa está en saber explotar el potencial de cada uno, ser positivos. Asimismo, dijeron, hay que evitar ponerse barreras, pues “todo se logra con tiempo y paciencia”.  


Julie y Kryssia consideran que el miedo “es una barrera mental que todos poseemos”. “Tenemos miedo a emprender, a tomar decisiones, a hacer algo nuevo, a hablar en público, porque no queremos fallar. El fracaso no es malo. Te ayuda a aprender, a crecer. Lo malo es repetirlo”, agregaron.


Desde la creación de Coco Canela, estas emprendedoras han trabajado para cumplir su misión de diseñar y elaborar productos exclusivos que superen las expectativas de sus clientes. Y para lograrlo y hacer crecer su negocio, han basado su trabajo en tres ideas:


1.    Tirar la vaca. Romper los paradigmas, los miedos, dejar atrás el negativismo y las barreras que no nos dejan seguir adelante. “Como dice el Dr. Camilo Cruz en su libro, esa vaca son esos miedos y conformismos que tenemos en nuestra vida y que debemos romper para seguir adelante”, explicaron.


2.    Sopa de piedras. La premisa es que “de la nada resulta algo”. Para lograrlo hay que trabajar en equipo, coordinados. Lo que no es nada resulta ser algo al final, pues creer es poder.


3.    Escuchar con tus oídos y corazón. Hay que tener ideas con actitud positiva.  La clave para una buena decisión no es el éxito, es la comprensión, apoyarse en personas mejores que tú.